diumenge, de juliol 13, 2008

El País també veu fantasmes

Ahir em va sorprendre i doldre la primera plana del diari El País qualificant de "segregació" la iniciativa de les aules especials d'acollida dels alumnes que arriben a mig curs... Vaig comentar la notícia fins i tot amb persones de la redacció de Barcelona que em confessaven la seva discrepància amb l'enfocament que havia donat el diari a la informació. No es tracta només d'una cosa puntual. Estem assistint a una dinàmica d'opinió que es va estenent fora de Catalaunya i que comença a fer forat també a casa nostra.
Penso que cal reaccionar amb serenor i alhora amb contundència. Penso que d'entrada hem de mostrar la nostra disconformitat amb la presentació de la notícia per part d'El País. Jo ahir vaig escriure una carta al director en aquest sentit i avui també en llegeixo una del Conseller Maragall. per què no som molts els que ho fem...?
Això escrivia al Sr. Javier Moreno, director del diari de Madrid.
Querido director.
Soy suscriptor de su diario. Me sorprendió muy negativamente esta mañana el titular de primera página de El País sobre las aulas de acogida que está planeando el Departament d’Educació de la Generalitat.
“Cataluña segregará a los niños africanos fuera de la red escolar” La lectura para quienes no conocen la realidad escolar de Catalunya és que se pretende organizar una especie de apartheid, cuando en realidad se pretende ayudar a un aterrizaje suave a los niños que llegan una vez iniciado el curso y entran en un centro donde se imparten las materias en catalán, la lengua propia de Cataluña. Es una medida para los niños y para sus familias. La acogida y el contacto con el entorno de su ciudad y de su barrio, de la llengua escolar y de las costumbres del país que los acoge, facilitarán una mejor integración posterior en el aula.
Algo se está haciendo últimamente en los mismos centros escolares, pero la experiencia dice que los alumnos llegados a mitad de curso, tienen dificultades de integrarse en el conjunto. Es un problema para ellos y es un problema para sus compañeros y para los mismos docentes. Un tiempo corto de acogida y de ayuda personalitzada para los niños y las familias puede ayudar a sentirse más cómodos en el inicio de curso, cuando se incorporen definitivamente en el aula correspondiente.
Por qué presenta EL PAIS la noticia como una segregación?, Por qué da pie a la interpretacIón de una exclusión en toda regla de los inmigrantes cuando precisamente es una medida para facilitar su inclusión?
En un momento de fuerte debate sobre las lenguas españolas, cuando incluso en el Congreso del PSOE se ha reconocido que las cosas se están haciendo bien y que las lenguas cooficiales són una riqueza común, por qué presentan vds. en negativo una medida pensada para integrar y no para segregar?
Que lo haga El Mundo o la Cope... bien, però por qué se suma El País que tiene una redacción en Cataluña que conoce bien la situación y las razones de estas medidas? Por favor, no echen más leña al fuego en una polémica capitalizada por la derecha más integrista de España o por aquellos que entienden España como una realidad unívoca y no plural.!

Por favor, director, expliquen las cosas en profundidad para unos lectores que no disponen de información completa y para los que su primera página de hoy les puede haber provocado una vez más el desconcierto y una visión sesgada de lo que se hace en Cataluña.

Atentamente

2 comentaris:

A.F. ha dit...

Josep Maria, amb tot el respecte, però vostè baixa de l'hort. Fa molts anys que El País "veu fantasmes". Tingui la seguretat que la seva protesta no servirà de res. Enfronti's a la realitat: els catalanistes del PSC ja no tenen partit.

Dessmond ha dit...

Sr. Balcells,
Diu que el sobta un article com el que comenta, aparegut a El País. Voldria demanar-li si li ha causat alguna mena de sorpresa l'actitud que ha emprat una cadena com La Cuatro amb tanta mostra de fervor encès vers la selecció espanyola.
No són part d'un mateix denominador comú?